Profesionales Bupa - Constanza Cantarutti

Constanza Isabel Cantarutti Arévalo
Postulada(o) por: Constanza Isabel Cantarutti

Enfermera

Unidad de Paciente Crítico Clínica BUPA Reñaca

Empleador: Alejandra Salces

4 años

Votos: 31884

Mi nombre es Constanza Cantarutti, tengo 28 años; soy amante de la música me encanta tocar guitarra, ukelele y cantar mis canciones favoritas. Viajar y realizar actividades en la naturaleza y reunirme con mi familia y amigos siempre ha sido uno de mis hobbies más valiosos. Soy enfermera hace 6 años y trabajo desde el 2016 en Clinica Bupa Reñaca. Mi área de desempeño ha sido la unidad de paciente crítico, donde he crecido mucho en lo profesional y personal, no diré que llegar fue fácil, pero actualmente me siento cómoda realizando mi trabajo y tengo una buena relación con mis colegas, estoy en un lugar donde puedo aportar desde mi área de especialización, la cual es el manejo avanzado de heridas ostomías e incontinencia. En Marzo tenía muchos planes, volvía de vacaciones con mis padres y la pandemia estaba recién llegando a Chile, recuerdo haber pensado que quizás no iba a ser tan duro…pero la realidad superó mis expectativas y las de todos mis compañeros de trabajo. Comenzamos aprendiendo de este nuevo virus, un poco incrédulos de lo que podría suceder y, ahora, reflexionando sobre estos últimos 9 meses de crisis sanitaria, debo decir que estoy agradecida de cómo los he vivido. Dejé la casa de mis padres y abuelita de 90 años, para protegerlos, no quería que se contagiaran. En Mayo empecé a vivir en un nuevo lugar donde pudo llegar también mi novio y ahora estamos construyendo las bases de una nueva familia. Comencé a estudiar un diplomado en heridas en una prestigiosa universidad, estudiando entre turnos agotadores y dándole forma a mi nuevo hogar y me encantaría seguir perfeccionando mis habilidades en esa área. Nos contagiamos de coronavirus, pero no fue grave y mis amigos y familia se encargaron de demostrarnos el cariño que nos tienen. En el trabajo, también ocurrieron muchos cambios, en el grupo humano y en la forma de actuar, el equipo se reconstruyó, prácticamente fuimos una nueva familia y cumplimos ese mismo rol con nuestros pacientes. Tuvimos que aprender a reconocernos en un ambiente de tensión y de miedo, desarrollar la confianza en el otro a un nuevo nivel, más profundo. Aquí es donde se potenciaron mis habilidades de líder en el equipo, donde la motivación a mi grupo de trabajo era fundamental, siempre bajo un contexto de respeto, responsabilidad y excelencia profesional. Sólo saber que las familias de nuestros pacientes, al no poder estar con sus seres queridos lo pasaban igual de mal que ellos, fue muy duro para nuestros corazones, ciertamente aprendimos a fortalecer los pilares que nos mantenían enteros y recargarnos de energía, porque el turno que tocaba al día siguiente podía ser aún más demandante. Me encantaría ganar el premio incondicionales de la vida, representando los valores de BUPA; Apasionada, Comprensiva, Auténtica y Valiente. Con el apoyo de mis compañeros y mi jefatura estoy lista para conocer a mis colegas de BUPA España y poder conocer un lugar nuevo para sumar logros en mi vida.

Descarga de audios