menú
Inicio / Bupa en Acción / Noticias /

Prevención y cuidado de la diabetes

Día Mundial de la Diabetes

Prevención y cuidado de la diabetes

Una buena alimentación y una rutina constante de ejercicios, pueden lograr que personas con diabetes tengan una vida completamente normal. Así lo recomienda Paulina Krause, diabetóloga de IntegraMédica, parte de Bupa.

Según la Encuesta Nacional de Salud en 2010, la Diabetes se ha transformado en una epidemia con situación crítica en nuestro país, ya que existe un 10% de la población que la padece; esto se traduce en que hoy 1 de cada 10 chilenos y chilenas sufre de esta enfermedad. Esta alta prevalencia en la población está directamente asociada al incremento de los principales factores de riesgo de la enfermedad: el exceso de peso y el sedentarismo.

La misma encuesta, muestra que 95% de la población necesita cambios importantes en su dieta, debido a que la población infantil y joven tiene el mayor consumo de azúcares y cereales procesados, como galletas dulces, bebidas y refrescos azucarados. A continuación, la doctora Paulina Krause, diabetóloga de IntegraMédica, parte de Bupa explica en qué consiste la enfermedad, cuáles son los principales síntomas y cómo prevenirla.

La Diabetes Mellitus es una enfermedad crónica que se caracteriza por el aumento de los niveles de azúcar en la sangre (glicemia) dada la incapacidad total o relativa del páncreas para producir la hormona de insulina. Existen principalmente dos tipos de diabetes:

La Diabetes tipo 1, se presenta generalmente en niños y jóvenes, se caracteriza por una necesidad de insulina para poder vivir. Los afectados carecen de insulina por destrucción de las células beta del páncreas, como consecuencia de un desorden de la inmunidad.

La Diabetes tipo 2, es la más frecuente ya que afecta al 9,4% de los chilenos y para el año 2012 comprometía a 370 millones de personas a nivel mundial. "Este tipo de diabetes se presenta principalmente en adultos y se genera por una baja producción de la hormona insulina por las células beta del páncreas y una resistencia de los tejidos a la acción de esta", explica Paulina Krause, diabetóloga de IntegraMédica, parte de Bupa.

Los síntomas principales son sed (polidipsia), aumento en la cantidad de orina (poliuria), disminución de peso a veces asociado a un aumento de apetito, decaimiento, somnolencia y fatiga. Estos síntomas suelen ser leves o inexistentes y eso hace que el proceso de la enfermedad sea silencioso y tarde en manifestarse, y en muchos casos, cuando se diagnostica la diabetes ya se ha generado un daño irreversible en el organismo.

"Los pacientes que han sido diagnosticados con diabetes pueden hacer una vida normal, pero deben cambiar sus hábitos de vida", aclara la diabetóloga de IntegraMédica.

Una vez diagnosticada la diabetes, se debe mantener un régimen que incluya calorías y una proporción de nutrientes apropiada para cada paciente, y que tiene como objetivo normalizar el peso, la glicemia y otras alteraciones como colesterol y la presión alta. Además, se debe realizar actividad física regularmente y aquellos pacientes que no respondan a la dieta y ejercicio deberán tratarse con medicamentos hasta normalizar la glicemia "Los diabéticos que requieran insulina pueden también hacer una vida normal, respetando los horarios, dosis de insulina y autocontrolar sus glicemias antes de cada comida", detalla Krause.

Principales cuidados
Los diabéticos para evitar descompensaciones y/u complicaciones en su vida diaria producto de su enfermedad deben tener presente siempre, mantener los siguientes cuidados:

  1. Evitar azúcar y dulces
  2. No abusar de las frutas
  3. Evitar grasas
  4. Aumentar consumo de vegetales, carnes blancas y fibras
  5. Hacer ejercicio
  6. No fumar
  7. Controles médicos periódicos
  8. Control de presión arterial
  9. Control del colesterol
  10. Tomar adecuadamente los medicamentos indicados

Extend