Clínica Bupa Santiago (old)

Queremos convertirnos en socios de salud de más chilenos, acompañándolos durante todas las etapas de su vida con medicina de calidad y asequible para más personas

Imagen foto_00000024

Clínica Bupa Santiago permitirá entregar un oferta cercana de atención de salud al alto número de población, que habita la zona sur de Santiago, de modo que los habitantes de comunas como La Florida, Macul, Peñalolén y Puente Alto, y la comunidad en general, podrán contar con la tranquilidad de tener en su zona un prestador clínico de la más alta calidad.

Los trabajos de construcción se iniciaron el segundo semestre de 2014 en el terreno de cerca de 58.998 metros cuadrados emplazado entre Avenida Departamental y Mirador Azul, comuna de La Florida. Un sector de alta circulación de personas y cercano a centros comerciales, instalaciones deportivas y complejos habitacionales.

La clínica contará con cerca de 105.000 metros cuadrados de infraestructura, en los que se contempla un edificio clínico que albergará unidades de cuidados críticos; trece pabellones centrales, tres gineco-obstétricos y dos endovasculares y una capacidad inicial de 314 camas, extensible a 460. Incorporará también un centro médico que, al igual que la clínica, incorporará la última tecnología.

Imagen foto_00000023

Se proyecta que esta moderna clínica entre en operaciones en noviembre de 2016, convirtiéndose en un símbolo del compromiso de Bupa Chile por ofrecer soluciones integrales de salud de calidad y accesibles para más personas.

Además de brindar la mejor atención médica, el proyecto incorpora también una atractiva propuesta arquitectónica y de diseño, que crea ambientes sanadores para el paciente y gratos para los colaboradores, a partir de espacios luminosos y amplios, donde prevalezca la luz natural, junto con amplias áreas verdes y espacios comunes.

Contará además con los más altos estándares en eficiencia energética, tomando en cuenta aspectos como la ubicación geográfica del terreno, soleamiento y dirección del viento. El edificio considera estos factores para permitir estándares de confort y luminosidad.